Fiesta Nacional (La suerte de matar)

jueves, 13 de abril de 2017

Fiesta Nacional (La suerte de matar)

Frank Cuesta · Bangkok, Bangkok Metropolis, Thailand ·

CARTA A FRANCISCO RIVERA

Estimado Sr. Rivera;
Desde aquí le escribe un antitaurino convencido de sus pensamientos y sus valores. El hecho de ser antitaurino no me hace ni mejor, ni peor que usted…simplemente diferente. Todos dejamos una huella malsana en el mundo, ya sea por la basura que producimos, los alimentos que comemos o simplemente el uso de este planeta que poco a poco estamos apagando.
Me he decidido a escribir esta carta, no para insultarle ni para soltar las barbaridades que le están soltando por las redes; simplemente le escribo para explicarle lo que significa ser antitaurino.

Ser antitaurino podría ser el luchar por la vida de los animales…pero muchos antitaurinos comen productos animales.
Ser antitaurino podría ser luchar por los derechos de los animales a tener una muerte digna…pero la muerte la debería de decidir la naturaleza.
Ser antitaurino podría ser ir a reventar un pregón donde está usted…pero ni es el sitio ni el momento, ya que ahí usted no está en una plaza de toros.

Ser antitaurino podría ser proclamar que la tauromaquia no es arte…pero parte de ella si lo es o, mejor dicho, lo fue en el pasado con artistas representándola ya sea en grabados o en cuadros.
Ser antitaurino podría ser insultar e intentar agredir a los toreros…pero la violencia (puya, banderillas etc etc) no se debe de defender con violencia.
Ser antitaurino podría ser menospreciar a los ganaderos…pero también habría que menospreciar a los ganaderos de productos cárnicos
Ser antitaurino podría ser pertenecer a una influencia como podemos o de izquierdas…pero no tiene nada que ver con ideología. 

Ahora le voy a explicar a usted lo que para mí significa ser antitaurino:
ESTAR EN CONTRA DE LA TORTURA DE UN ANIMAL MIENTRAS GENTE VITOREA SU SUFRIMIENTO!
INTENTAR CONSEGUIR CAMBIAR LAS LEYES PARA QUE SE DEJEN DE TORTURAR MILES DE ANIMALES ANUALMENTE
INTENTAR CONCIENCIAR A LOS MAS JOVENES QUE USTEDES NO SON HEROES, SINO TORTURADORES DE ANIMALES

Mire Sr. Rivera….usted no lo sabrá, pero cuando hace un par de años usted recibió una cornada gravísima y la gente se mofaba y deseaba su muerte en las redes…YO, FRANK CUESTA, le defendí como “persona” por usted y su familia…sabe por qué? PORQUE SOY ANTITAURINO y ser antitaurino significa abogar por la vida tanto de los animales como de las personas…en definitiva ABOGAR POR LA VIDA!
Usted se ha preguntado si para ser antitaurino hay que ducharse… Mire, Sr. Rivera;
Yo soy antitaurino, me siento orgulloso de ser español y tengo la bandera de España en la entrada de mi casa aquí en Tailandia, he estudiado dos carreras universitarias, hablo 4 idiomas y le aseguro que una gran mayoría de los antitaurinos que usted dice que no se duchan, me superan. Me gustaría saber que preparación intelectual tienen ustedes los toreros y que aportan realmente a la sociedad…sería capaz usted de terminar una faena sin banderillas y puya? Verdad que no….porque la tortura es necesaria para que ustedes se luzcan delante de los que vitorean el sufrimiento.


Usted ha menospreciado a un colectivo que defiende la vida o mejor dicho que defiende LA NO TORTURA… que defiende usted? Una tradición? Pues volvamos atrás y apaleemos a los homosexuales, pisoteemos a las mujeres, fumemos en el corte inglés, conduzcamos sin cinturón de seguridad, peguemos a los niños, tiremos cabras desde los campanarios, escupamos a las madres solteras etc etc.

Lo que les está pasando a ustedes, es que saben que es cuestión de un cambio de gobierno…para que su tortura diaria se convierta en historia.
Que le quede claro que esto no es un ataque personal, es una defensa de los que nos duchamos poco, pero al menos no estamos impregnados de la sangre de animales torturados en lo que muchos aun llaman FIESTA NACIONAL (que no es la mía desde luego).
Atentamente. Frank Cuesta

Nota: El autor de este Blog considera oportuno añadir a esta carta un microrrelato sobre el tema, que edité en este mismo Blog hace unos días, porque viene como anillo al dedo.

La corrida

Gran expectación. La plaza, con 12.500 localidades, se encuentra hasta las banderas. El matador frente a seis toros de una famosa ganadería. Toros de lidia, de casta, sanos y de buen trapío, entre cinco y siete años tal como exige el reglamento. Aplausos, vítores y el desiderátum cuando el diestro ya había conseguido seis orejas y dos rabos. En el último, el público se levanta de las gradas, llenas de pañuelos flameando, al grito unánime de que el toro sea indultado.  El presidente, después de casi un minuto de suspense, accede a la petición. Ha concedido al diestro orejas y rabo de sus enemigos a lo largo de la tarde y ahora debe indultar a este magnífico toro por su bravura extraordinaria.  Tal como sugiere la legislación española en materia taurina, el indulto debe favorecer el destino de la res “como semental y preservar su máxima pureza de raza y casta”.   El matarife pretende cortarle las orejas y el ¿rabo? al torero para dárselas al toro. Duda, mira hacia el palco de la presidencia hasta que aparece un pañuelo en señal de aquiescencia. Sigue dudando, aunque finalmente se decide, solo por las orejas. La multitud que abarrota la plaza, vocifera enardecida aplaudiendo, mientras da una vuelta a la plaza con los brazos en alto enarbolando las dos orejas del torero.

Luis Viadel

Publicado por saltimbanquiclicclic

Tres novelas publicadas, fotografía, pintura, artículos periodísticos, actualidad....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: