El error más grande que cometen los hombres en la cama

El error más grande que cometen los hombres en la cama

El error más grande que cometen los hombres en la cama

Una encuesta ha revelado que hay una equivocación que la mitad de vosotros cometéis y que corta el rollo a vuestra chica de manera contundente. Sigue leyendo y deja de pifiarla

ElConfidencial

27.09.2016 

Seamos sinceros: los hombres soléis pifiarla mucho en la cama. Y no lo decimos nosotros, sino las encuestas. La última ha revelado que hay un error que la mitad de vosotros cometéis y que corta el rollo a vuestra chica de manera contundente. Para ser exactos, el interés sexual de la fémina por vosotros se reduce en un 30 por ciento. Sí, es para preocuparse.

La pesquisa ha revelado además que es un error que cometéis con regularidad y que, de manera inevitable, está arruinando vuestra relación sin que seáis conscientes de ello. Menos mal que estamos nosotros para darte consejos confidenciales.

La estás cagando, amigo. (iStock)

Allá va: el fallo que deja fría a tu chica, y hace que no repita contigo, es que no la abrazas después de acostarte con ella. Si lo hicieras, el placer sexual de tu compañera aumentaría considerablemente. Es decir, tendrías siete posibilidades sobre diez de que repitiese contigo. Una buena media.

Los abrazos son la clave

El abrazo postcoital no es lo único que ella echa de menos. También es importante para tu pareja que la rodees con tus brazos como juego previo. Será un excelente preliminar, así lo revela un estudio del Consejo de Educación de Canadá, revela ‘The Sun’. 

El abrazo postcoital no es lo único que ella echa de menos. También es importante para tu novia que la rodees con tus brazos como juego previo

Lamentablemente, sobre todo para ellas, es que el 53% de los tíos no dan un abrazo ni hartos de vino. No sabemos si no lo hacéis porque os da pereza o no queréis parecer sensiblones, pero más vale que cambiéis, pues es el camino “más fácil para mejorar vuestra relación”, detalla la autora del informe, Robin Milhausen. “Es una oportunidad muy importante que ellos desaprovechan, y que impide la conexión con la pareja”, puntualiza.

Otra investigación reciente encontró que las mujeres aman a los hombres que son mimosos en el dormitorio. Al respecto, el 96% de las encuestadas dijeron que quieren un varón a quien dominar durante las relaciones sexuales, y que si ellas piden abrazos, se los den. 

La postura sexual con la que arrasarás

Ya has aprendido que tienes que abrazar a tu chica tanto antes como después. Si no tienes claro cuándo hacerlo o dudas, no te preocupes: puedes hacerlo todo el rato sin parecer un loco desquiciado o un perro abandonado. El truco definitivo es… (chan, chaannn) que se lo hagas mientras la rodeas con tus brazos. Eso sí, ten cuidado, porque hay muchas posibilidades de que acabe enamorándose de ti.

El 53% de los tíos no dáis un abrazo ni hartos de vino. Más vale que cambiéis, pues es el camino más fácil para mejorar vuestra relación sentimental

Debes tumbarte sobre ella mientras la penetras, a la vez que la rodeas con tus brazos. Ella te rodeará con sus piernas. Esta opción funciona muy bien para la mayoría de las mujeres: este coito es relajado, profundo, intenso y su clítoris está en el lugar perfecto pues lo rozarás con la parte baja de tu vientre. Para ti también será placentera porque podrás penetrarla mucho más hondo.

No es el único error que cometéis los tíos

Sentimos decirte que no dar abrazos no es lo único que los hombres hacéis mal en la cama. Entre las equivocaciones más garrafales se encuentran: dejaros los calcetines puestos en la cama (es antierótico total), tocar las partes de su cuerpo que ella odia (como los michelines), quedarte mirando fijamente su vagina (da miedo), ser demasiado dominante (la asustas) o alargar demasiado el coito (su vagina sufre).  Si aún no te has deprimido, sigue leyendo, porque estos son otros errores que cometéis y que a ellas les dejan más secas que la mojama: ir directos a la cama (estímulala antes), no pensar en lo que a ella le puede apetecer (¿un abrazo?), usar siempre las mismas tácticas (y en el mismo orden), no estimular su clítoris(querido, los orgasmos vaginales son casi un mito) o estimularlo demasiado (aniquila todo el placer, créenos). 

Bueno, no te quejarás, querido lector. Ahora puedes hacer feliz a tu chica, en la cama al menos. Ya nos contarás.

Publicado por saltimbanquiclicclic

Tres novelas publicadas, fotografía, pintura, artículos periodísticos, actualidad....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: