Crónica de una adopción

Crónica de una adopción 

(PRÓLOGO)

La adopción es un injerto de amor en el tronco del árbol genealógico.

Alguien lo dijo en alguna ocasión y no andaba desencaminado. Pero la adopción es mucho más.

No quisiera extenderme demasiado relatando la experiencia vivida mi mujer y yo, con toda una serie de acontecimientos a los que probablemente llamarles “odisea” o “aventura”…podría parecer demasiado exagerado. Me limitaré a contar nuestro particular episodio que empezó un 26 de febrero de 2001 cuando presentamos una “solicitud de adopción internacional dirigida a la República Popular China” en la Dirección General de la Familia, Menor, y Adopciones de la Consellería de Bienestar Social del Gobierno Valenciano, cuyo Presidente del Consejo de Adopción de Menores de la Generalitat Valenciana era en aquel entonces don Agustín Domingo Moratalla.

Con este libro pretendemos sobre todo agradecer (nunca lo suficiente) el que muchas personas creyesen en nosotros, nos ayudasen e incluso nos acompañasen durante todo el largo camino, sin desfallecer. Especialmente, queremos hacer hincapié, en nuestro querido y admirado abogado, José Ramón Juániz Maya, padre adoptivo de una niña china, que nos llevó todo el “Proceso Administrativo y Judicial Sobre Reclamación de Idoneidad Para la Adopción Internacional” y para el que, nuestro agradecimiento, será eterno. También cito, sin rencor, pero con alguna pequeña dosis de amargura, a los que nos pusieron todos los impedimentos del mundo, a veces contra sus propios criterios, cumpliendo órdenes de los de más arriba. Nos robaron tiempo que tanta falta nos hacía.

Otro de nuestros anhelos, tal vez algo pretencioso, sería que la lectura de estos capítulos animasen a seguir adelante a todos aquellos, que por las mismas circunstancias que a nosotros, hayan pensado en “tirar la toalla” en algún momento. No hay que desfallecer. Debéis luchar contra las adversidades (que son muchas) porque… ¡vale la pena!

Oímos con demasiada frecuencia, en la vida cotidiana, frases haciendo alusión a la “suerte” que ha tenido esa niño@ al ser adoptad@, recordando su procedencia por haber sido abandonado@ en la calle y recogido@ en un orfanato. La suerte a la que se refieren esas almas bondadosas ha sido para nosotros, los llamados adoptantes, aunque (y eso queda aclarado de alguna manera en el libro) nos consideremos los verdaderos adoptados. Nuestra hija nos adoptó a nosotros.

Las autoridades exigen que las familias que desean adoptar consigan un “Certificado de Idoneidad” para lo cual debes pasar por una serie de pruebas, entrevistas con psicólogos, etc.… que es la garantía de que la pareja está preparada para ser padres. Podría citar cientos de personajes famosos o simplemente conocidos, que han tenido hijos biológicos que luego han abandonado, mal criado o simplemente ignorado y a los que nadie les exigió semejante documento.

Lo más curioso es que una vez metido en este mundo vas conociendo a gente que ha pasado por la misma experiencia que nosotros y a los que en más de una ocasión se les pasó por la cabeza la pregunta: ¿Por qué? Nosotros simplemente hemos solicitado adoptar a un niño@ y no un permiso para matar al Rey.

También hay casos (conocemos uno muy concreto) que no entiendes como pudieron conseguir la Idoneidad personas que casi a simple vista, sin ser psicólogo, van pregonando las carencias que los hacen totalmente incompatibles con ser padres. Luego te enteras, que todavía la iglesia sigue teniendo mucha mano y una tía monja hace milagros. ¿Cómo no va a obtener, sin el menor obstáculo un simple certificado, una monja, que a otros nos ha costado SEIS años de nuestra vida conseguirlo?

Vale la pena. No olvidemos que hay miles de niños y niñas en los orfanatos de todo el mundo, que nunca tendrán padres, y están esperando que gente como nosotros vayan a por ellos. Es muy sencillo, mañana mismo rellenar la solicitud y ¡adelante!

Os contamos nuestra historia.

Publicado por saltimbanquiclicclic

Tres novelas publicadas, fotografía, pintura, artículos periodísticos, actualidad....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: