¡Santo prepucio!

¡Santo prepucio!

A veces encontramos artículos muy interesantes. Por ejemplo el caso del Santo Prepucio de Jesús (realmente recomendamos leer el artículo porque no tiene desperdicios). En resumidas cuentas: parece que, en la antigüedad, un grupo de gente afirmaba tener el prepucio de Jesús (ese pedacito de piel que le cortan a uno en la circuncisión) y lo adoraban como reliquia. Parece también que no solo habría uno, sino dos prepucios de Jesús dando vuelta y se armaron grandes disputas para ver cuál era el verdadero. Hasta se llegó a afirmar que el prepucio había ascendido a los cielos (junto con Jesús) y se había convertido en… ¡los anillos de Saturno!

NonSancto realizó una investigación por su cuenta y descubrimos otras cosas que no están mencionadas en el artículo:

  • El Santo prepucio es el santo patrono de amputados y desterrados.
  • En el s XIV se fundó la orden de los Hermanos Prepucianos, cuya regla se basaba en “cortar” de sus vidas todo lo superfluo y que no era necesario para la existencia. Pero no lograron el aval de la Iglesia porque enseguida se “cortaron” solos, apartándose de los dogmas tradicionales. La rama femenina, “Las hermanas adoratrices del prepucio caído”, nunca fue aprobada.
  • Existen varias oraciones para el Santo Prepucio, todas ellas terminan con la siguiente jaculatoria:

“Santo Prepucio de Jesús;
pequeño trozo de santidad

no permitas que sea extirpado del cuerpo de la Iglesia”

Otras reliquias:

No sólo el Santo Prepucio fue digno de veneración en la antigüedad, también son famosas reliquias:

Los cabellos del Señor: infinidad de hebras capilares son conservadas como cabellos caídos o cortados de la cabeza de Jesús (o de otros lugares). El problema es que no todos los cabellos son del mismo color y textura, por lo que hay órdenes enfrentadas cada una argumentando que son las auténticas poseedoras de las reliquias. Como ejemplo citaremos a los Caballeros del Ingle (que conservan varios vellos púbicos, rizados y de tonalidad rojiza) y los Padres Capilares del Santo Tupé (que conservan una peluca enteramente realizada con cabellos de Jesús). Esta orden habría acuñado la frase “Un pelo de Jesús tiene más fuerza que un rosario de oraciones”; que luego evolucionaría a la que hoy todos conocemos.

Uñas: con estas reliquias se comenzó la tradición de pegar las santas uñas sobre las uñas del fiel, así se santificaría y bendeciría todas las labores del día. Esta costumbre arraigó tanto que quienes no poseían la reliquia, se dibujaban una pequeña uña sobre la propia. Con el tiempo, los monjes directamente se pintaban toda la uña. Cuando este hábito se extendió a pintarse también los labios y los ojos y al nombre de algunas cofradías se le agregó el sufijo “de la V”; todo culto y veneración a las santas uñas fue prohibido.

Heces: y sí… también se conservan algunos de los santos excrementos del Señor… El más conocido fue encontrado por un gran señor feudal que, luego del hallazgo, recibió la llamada del Señor y cambió su nombre por Tereso (suponemos que en honor a Sta. Teresita). Fueron tantos los milagros obrados por él y la reliquia (que era besada y acariciada por los fieles) que enseguida fue declarado santo. Hoy se le venera únicamente en la parroquia de SantoTereso de Caconia (ciudad donde falleció y se erigió la capilla).

Publicado por saltimbanquiclicclic

Tres novelas publicadas, fotografía, pintura, artículos periodísticos, actualidad....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: