Marcelo, un ángel de la guarda que me ayuda a aparcar el coche

sábado, 20 de agosto de 2016

Marcelo, el Ángel de la Guarda del piadoso Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, está de vacaciones.

Un desmemoriado Fernández Díaz no recuerda o niega la mayor ante todas sus polémicasDesde negar una supuesta policía secreta, pasando por amenazar si se sigue hablando de sus grabaciones, hasta olvidarse de la medalla a VillarejoElPluralVie, 19 Ago 2016

Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior en funciones, es posible que sea el hombre que más titulares ha ocupado dentro del Gobierno de Mariano Rajoy. La polémica, las dudosas actuaciones de su ministerio en relación a la Policía y la Fiscalía, su forma de ver y condecorar a las divinidades o incluso que más de un sindicato policial haya exigido su dimisión, han dado para escribir mucho más que unas líneas informativas.

Él pocas veces ha dado la cara. No es hombre de dar largas explicaciones para acallar las críticas y, ahora que ha decidió darlas en una entrevista a la revista Vanity Fair,resulta que no se acuerda de nada, que no fue consciente de sus acciones o, simplemente, prefiere esquivar y pasar sin pagar peaje.

Pero vayamos por temas:

1 No, no, no. No estoy dispuesto a hablar de las grabaciones

El pasado 22 de junio saltaba el escándalo. El diario Público sacaba a la luz unas grabaciones en las que supuestamente el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el ya cesado director de la Oficina antifraude de Cataluña, Daniel De Alfonso, hacían lo posible para encontrar informaciones que demostrar hipotéticas corruptelas entre los partidos y los políticos afines al proceso independentista. Para ello, el ministro involucraría a la Policía, a la propia Fiscalía y, una vez todo cocinado, se filtraría a los medios.

El problema es que esto estalló en plena campaña electoral para el 26J. Que ¿cómo lo explicó Fernández Díaz? De la misma manera que ahora: negándose a hablar de ello. “No, no, no. No estoy dispuesto a hablar de unas grabaciones ilegales, así de claro. Es que yo no acepto la mayor, con todos los respetos. Analizar una conversación privada no es decente”, dice. Y ya está. O se pasa de tema o el ministro saca su carácter a relucir.

Eso sí, no duda en asegurar que todo fue una manipulación aprovechando la campaña. “Es sacarte hoy una, otra mañana… Preparadas y manipuladas” y pone un ejemplo: “Esto de la Fiscalía te lo afina (…) Yo decía: ‘en fin’, no ‘te lo afina’”.

2 “¿Quién ha dicho que yo he condecorado a Villarejo?”

Aunque el tono de la entrevista iba subiendo y el enfado del ministro también, el tema del Comisario Villarejo no se ha quedado en un cajón. La revista le pregunta por la existencia de una “policía patriótica” con Villarejo a la cabeza que, dentro de la Operación Cataluña, también investigarían a políticos catalanistas e independentistas.

Es aquí donde empieza la desmemoria del ministro. Cuando le recuerdan que fue él el que condecoró con la Medalla al Mérito Policial a Villarejo, Fernández Díaz lo niega para luego decir que no se acuerda. “¿Quién ha dicho que yo he condecorado a Villarejo? Yo no lo he condecorado nunca” “¿Yo he condecorado al Comisario Villarejo? Porque en todo caso, si lo he hecho, no me he enterado, así de claro”.

Pero tampoco le suena eso de la Operación Cataluña. “Claro que no hay una Operación Cataluña. ¿Qué es la Operación Cataluña? ¿Qué es? Yo no puedo demonstrar que no existe lo que no existe”.

Al ministro no le ha gustado nada el camino que estaba tomando la entrevista y ha apostado por amenazar: si la revista sigue por ahí, se acaba. “Vale ya, vale ya. Una cosa es preguntar y otra es hacer un interrogatorio judicial, así que cuidadito” o “No tengo interés en hablar de él, así de claro. Oye perdóname, es que si no, se termina esto”, ha advertido.

3 Recibir a Rato es una cosa de niveles de importancia

En otra de las polémicas que rodearon al ministro del Interior el nombre a destacar es Rodrigo RatoFernández Díaz no dudó en recibir en su propio despacho a Rato cuando este ya estaba siendo investigado por delitos fiscales, blanqueo de capitales, corrupción…

Es un asunto de niveles, de cómo de importante has sido, o así lo entiende Fernández Díaz. “Si un señor que ha sido vicepresidente del Gobierno, director ejecutivo del FMI y ministro de Hacienda pide verme, tengo que recibirle. Que mi director de gabinete lo hubiera atendido hubiera sido una falta de respeto. Debe haber proporcionalidad entre quien pide verte y quien recibe”, explica. Pero se le olvida decir que Rato también fue presidente de Bankia.

4“No digo que los votos limpien la corrupción, pero…”

Como no podía ser de otra forma, en la entrevista se le pregunta por la corrupción dentro del PP. Es cierto que el ministro no niega que en su partido haya corruptelas, pero le quita importancia. Según afirma, a día de hoy los ciudadanos conocen esos casos (en ELPLURAL.COM hemos enumerado cada uno de ellos) y les siguen votando.“

¿Alguien duda de que los españoles no saben los casos de corrupción que ha padecido el PP? Lo sabían el 20D y lo sabían el 26J. Yo no digo que los votos limpien la corrupción, pero hemos obtenido 8 millones de votos y al segundo partido le hemos sacado 52 diputados”. Así lo entiende él.
Natalia Castro es redactora de El Plural

Publicado por saltimbanquiclicclic

Tres novelas publicadas, fotografía, pintura, artículos periodísticos, actualidad....

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: