Casas Viejas

sábado, 1 de julio de 2017

Casas Viejas (José Luis López del Río, 1983)

Título originalCasas viejas

Año1983

Duración142 min.

PaísEspaña España

DirectorJosé Luis López del Río

GuionJosé Luis López del Río

MúsicaVíctor Monge ‘Serranito’

FotografíaJusuf Ibn Lubb An Nahari, José Enrique Izquierdo, Antonio Pérez Olea

RepartoJose SuarezManuel FernándezJesus SastreMiguel PavonManuel Montiano,Mercedes CruzJoaquin ToroManuel GrimaldiJuan M. Montiano,Antonio BarberanMaurico BarberanAntonio SanchezAntonio Andres,Jose CuestaJose M. Padilla

ProductoraAndalusí-Cine

GéneroDrama | HistóricoPolítica

SinopsisPelícula de José Luis López del Río. En ella se retratan los sucesos acaecidos en la aldea Casas Viejas, en enero de 1933. El film es protagonizado por algunos sobrevivientes y por actores no profesionales, los cuales formaban parte de los grupos de teatro andaluces. (FILMAFFINITY)

Honrar la memoria de un criminal: ¡Heil Franco!

La Fundación Franco premia a tres altos cargos del PP por honrar la memoria del dictador

El Huffington Post  | 

Por Guillermo Rodríguez

13/12/2016

El secretario provincial del PP de Badajoz y diputado de la Asamblea de Extremadura, Juan Antonio Morales; el alcalde de Guadiana del CaudilloAntonio Pozo y la alcaldesa de Alberche del Caudillo, Ana Rivelles, todos del PP, asistieron el pasado 2 de diciembre a la cena celebrada en Madrid en conmemoración del aniversario del nacimiento del dictador Francisco Franco, según ha avanzado el diario La Marea.

La cena, que organiza cada año la Fundación Francisco Franco, sirvió también para premiar a los tres populares con los ‘Diplomas de Caballero y Dama de Honor’ por incumplir la Ley de Memoria Histórica y no retirar los restos franquistas de sus localidades.

Además, se valoró que tanto Morales como Pozo y Rivelles hayan desempeñado una intensa labor en defensa de la “verdad histórica y la memoria del caudillo y su gran obra”, según se explica en la web de la Fundación Francisco Franco.

De Juan Antonio Morales se puso de relieve su lucha contra el Partido Socialista y la Diputación Provincial de Badajoz para evitar que se borren los restos del franquismo. Según la Fundación Franco, el dirigente del PP, “profundamente agradecido”, el “adoctrinamiento” que sufren los niños en las escuelas al recibir una “historia tergiversada del franquismo”.
Antonio Pozo, alcalde de Guadiana del Caudillo, apuntó al recoger el premio que “mientras el que esté el que os habla, respire y sea alcalde, nadie borrará la historia de Guadiana del Caudillo”.

Ana Rivelles, que se niega a cambiar la denominación de Alberche del Caudillo, prometió seguir defendiendo “la Historia y la obra de Francisco Franco”.

 La Fundación Francisco Franco ha eliminado de su página la crónica de la cena en la que se mencionaba la concesión de los galardones a los tres altos cargos del PP. Sin embargo, la caché de Google permite leer el artículo completo.

Impunidad del Franquismo

IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO
Una jueza defiende al ministro franquista Utrera Molina y condena a Teresa Rodríguez a pagar 5.000 euros a su familia por un tuit
La magistrada justifica la condena de Salvador Puig Antich porque “cuando se dictó dicha sentencia, era de aplicación el ordenamiento jurídico vigente” y afirma que es una “imprecisión” atribuir a Utrera Molina su muerte
Público
Sevilla 20/5/19 

  El exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, yerno del fallecido José Utrera Molina porta junto a otros allegados el féretro del que fuera ministro en la época franquista, mientras os asistentes cantan el ‘Cara al Sol’, en la Iglesia de San Miguel en Nerja. EFE/Jorge Zapata

RAÚL BOCANEGRA
La magistrada María del Rosario Campesino Temprano, del juzgado de primera instancia número 50 de Madrid, ha condenado a la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, a pagar una indemnización a los herederos del ministro franquista José Utrera Molina, ya fallecido, de 5.000 euros por un tuit de 2 marzo de 2018, en el que se decía lo siguiente: “Hoy hace 44 años de la ejecución a garrote vil de Salvador Puig Antich. De entre los responsables de su asesinato Fraga fundó el PP y Utrera Molina fue enterrado el año pasado al son del cara al sol por miembros del mismo partido. Ellos siguen nosotr@s también”. Rodríguez va a recurrir la sentencia, que también exige que se elimine el tuit.
La magistrada, para justificar la condena, afirma que Rodríguez llamó asesino -aunque la dirigente de Podemos no escribió exactamente eso- a Utrera Molina, con el siguiente argumento: “Del texto de dicho tuit resulta que hace responsable de un asesinato al padre de los actores, lo que por consiguiente supone que se le considera un asesino. […] Es evidente la carga ofensiva del término asesino, que aunque en este caso no se utiliza textualmente, resulta de lo señalado por la demandada en el tuit referido”.
Y, a continuación, afirma que a Utrera Molina no se le puede llamar asesino, entre otras razones, porque la condena a muerte de Salvador Puig Antich -ratificada por omisión por el Consejo de ministros del dictador en el que se sentaba Utrera Molina- “se ajustaba a la legislación vigente en dicho momento”.
Este es el razonamiento completo que hace Campesino Temprano sobre este asunto en el fallo: “Sin que pueda tildársele de asesino por el hecho de que no se aplicara la medida de gracia del indulto por el gobierno al que pertenecía el fallecido y por tanto, no es admisible la utilización de dicho término, a tenor de una responsabilidad que, en su caso, podría considerarse política, atendiendo a la ley 52/2007 de 26 de diciembre de Memoria Histórica”.
“Ya que aunque -continúa la magistrada- se considere que la ejecución a muerte de Puig Antich no tenga actualmente cobertura jurídica porque el órgano que dictó la Sentencia fuera ilegítimo y se aplicara una ley actualmente derogada, tal y como el propio Ministerio Fiscal señala, cuando se dictó dicha Sentencia era de aplicación el ordenamiento jurídico vigente y por tanto el cambio normativo, no puede justificar la imputación de un delito a quien se ajustaba a la legislación vigente en dicho momento y por tanto, se estima que hacer responsable de un asesinato y manifestar, por consiguiente, que el padre de los demandantes es un asesino, implica una intromisión ilegítima en el derecho al honor”.
Para el jurista Joaquín Urías, este razonamiento de la magistrada es “un dislate” completo, porque “obvia que la condena a muerte de Puig Antich fue una decisión política de una dictadura y la presenta como decisión de un Estado de Derecho”.

Pena y honor

“Un elemento fundamental -continúa Campesino Temprano– que hace que la ponderación entre los derechos en conflicto deba decantarse en favor de la protección del derecho al honor es el relativo a las circunstancias en que se producen las manifestaciones y en este caso dicha manifestación se produce el 2 de marzo del 2018 y por tanto no transcurrido ni un año desde la fecha del fallecimiento del padre de los actores. […] Los usos sociales delimitan la protección del derecho al honor y entre los usos sociales de una sociedad civilizada se encuentra, como exigencia mínima de humanidad, el respeto al dolor de los familiares ante el fallecimiento de un ser querido, que se ve agravado cuando públicamente se veja al fallecido”.
El jurista Urías opina que esta reflexión es “técnicamente aberrante”: “Una jueza que pondera la libertad de expresión política con la pena de los familiares, como si el honor y la pena fueran lo mismo”.
La magistrada también deja esta otra perla en su fallo para justificar que no se le puede llamar asesino a un hombre que hasta el final de sus días justificó las condenas a muerte ejecutadas durante la dictadura: “El hecho de que en determinados medios de comunicación se utilicen expresiones similares o la circunstancia de que se hayan emitido votos particulares en relación a la solicitud formulada por familiares de Don Salvador Puig Antich para la revisión de la Sentencia en que se condenó al mismo ante la Sala de lo militar del Tribunal Supremo o el que se procediera a iniciar un procedimiento judicial en Argentina contra el fallecido, [no puede]. legitimar que se considere responsable de un asesinato al padre de los actores, con la carga negativa que ello conlleva, a escasas fechas de su fallecimiento”.

Rufián, absuelto

En la misma sentencia, la magistrada absuelve al diputado de ERC, Gabriel Rufián, también demandado por la familia del ministro franquista, por estos tuits: “A Puig Antich le rompieron el cuello con un garrote vil y 23 años. Quien le condenó, ha muerto hoy con 91 en su cama. Que no se olvide” y el 2 de marzo de 2018 un tuit con el siguiente texto “A Puig Antich le rompieron el cuello con 23 años en un garrote vil. Hoy hace 44 años. Quien le condenó, Utrera Molina, murió con 91 en su cama. Quien redactó su Sentencia, Carlos Rey, es hoy abogado de Sánchez Camacho. Que no se te olvide”. 
En este caso, Campesino Temprano, considera que Rufián “imputa la condena de Puig Antich a [Utrera Molina], lo que se trata de una absoluta imprecisión atendiendo a que el fallecido no tenía en su potestad la de condenar”. La magistrada le da la vuelta al argumento de que si uno tiene la potestad de conceder indultos previos a la ejecución de una condena y no lo hace, es responsable, por omisión, de esa muerte y afirma, en un nuevo capítulo de blanqueamiento del franquismo, esta vez judicial, lo que sigue. 
“Si bien cuando se dictó la sentencia de pena de muerte del referido [Puig Antich], conforme a lo dispuesto en el Código de Justicia Militar [el franquista], una vez firme la sentencia y antes de ser notificada, se debía poner en conocimiento del gobierno, lo cierto es que el que no se aplique una prerrogativa que no constituye una obligación como era el indulto, no determina que quien condene sea quien pueda participar en la determinación de la concesión de dicha medida de gracia”.
La magistrada también se permite un toque de atención a los medios de comunicación: “El hecho de que en diversas medios de comunicación se hiciera referencia a que don José Utrera Molina había firmado la sentencia de muerte de Puig Antich, no conlleva que no fuera deseable que se utilizaran con mayor precisión los términos adecuados para la difusión de cualquier noticia y de cualquier opinión, como la que nos ocupa”.

Al ser, a su juicio, una imprecisión lo que escribió Rufián, lo absuelve de una condena por derecho al honor: “Si bien dicha imprecisión no puede determinar que se concluya con certeza en la intención de los tuits analizados era atentar contra el honor del fallecido, y que excedan del ámbito protegido por la libertad de expresión, ya que aunque se desprende que implicaban un sentimiento de contrariedad al considerar que Puig Antich no había fallecido en las mismas condiciones que el padre del demandante y aunque no se considere apropiado que en la fecha en que se produjo el fallecimiento, se haga referencia a dicho sentimiento de contrariedad, ello no determina que pueda estimarse que estamos ante una intromisión ilegítima del derecho al honor, por lo que procede desestimar la demanda formulada contra [Rufián]”.
En la misma sentencia, condena al dirigente de Podemos, Alfredo Díaz Cardiel, también demandado por la familia de Utrera Molina, con los mismos argumentos que utiliza contra Rodríguez, por este tuit: “Hoy hace 44 años asesinaron, con garrote vil, Salvador Puig Antich. El ministro de Franco que ordenó ese asesinato fue José Utrera Molina. Vean la opinión que de él tiene el ex ministro de Justicia del PP. Alberto Ruiz Gallardón. juzgen la catadura de estos fascistas”.

A todos los curas que no se atreven a salir del armario.

El Vaticano fulmina al prelado que hoy revela su homosexualidad en una entrevista

Se trata de Krzysztof Charamsa, religioso de la Congregación para la Doctrina de la fe, que además ha presentado a su novio

ELPLURAL.COM |

03/10/2015

Es evidente que, a pesar de los cambios introducidos por el Papa Francisco, la jerarquía eclesiástica todavía se resiste a dar pasos decididos hacia la modernidad. Adaptarse a los tiempos actuales supone dar el visto bueno a cuestiones como la homosexualidad en su seno, pero para esto, por lo ocurrido hoy mismo, parece aún lejano.

Este sábado, el prelado de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Krzysztof Charamsa, de nacionalidad polaca, ha reconocido su homosexualidad en una entrevista que publica Il Corriere della Sera. De igual modo, Charamsa, que también ha aprovechado la ocasión para anunciar que tiene una pareja estable que se llama Eduard, ha asegurado al rotativo italiano que es “un sacerdote homosexual, feliz y orgulloso de su propia identidad”.

Media vida en Roma
Krzysztof Charamsa de 43 años lleva más de 17 en Roma como sacerdote, además de sus funciones en la Santa Sede, también es profesor en la Universidad Gregoriana de la capital transalpina. En la mencionada entrevista, el religioso se muestra dispuesto a “aceptar las consecuencias”, al tiempo que indica que este es el momento en el que la Iglesia “debe abrir los ojos a los gays creyentes”.

Destitución fulminante
Sin duda alguna conocía cuáles iban a ser las consecuencias una vez la entrevista se hiciera pública, aunque quizás no sospechara que estas serían inmediatas y fulminantes. También hoy las ha anunciado el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Para este dirigente eclesiástico, las palabras de Charamsa son “muy graves e irresponsables”, aludiendo a que se conocen un día antes del inicio del Sínodo Ordinario de la Familia que, con estas declaraciones, se verá sometido a “una presión judicial injustificada”.

Preparado
El mencionado Sínodo que se prolongará hasta finales de este mes de octubre, sirve para abordar diferentes asuntos que tienen que ver con la familia, entre los que han que mencionar los relacionados con los homosexuales.

Krzysztof Charamsa, ha demostrado en la entrevista que era consciente de su repercusión y consecuencias, por ello, en la misma asegura que es el instante en que la Iglesia tiene que hacer frente a este asunto y meditar acerca de la solución arcaica que propone, la abstinencia, que es simplemente “inhumana”.

¡Esto sí que es un ataque a la familia!

La Procesión del Coño Insumiso

La Procesión del Coño Insumiso y el Virgo de sus Cofrades

Veneración del coño y ofensa a la inteligencia

Se ha reabierto la causa contra las autoras de la protesta, que en su día fue archivada al reconocer su carácter festivo y reivindicativo. Se les juzga ahora por “escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”

Cristina Fallarás

8 de Julio de 2017

Ctxt

Lo primero que hay que hacer en el caso del juicio a la llamada “Procesión del Coño Insumiso” es hablar con propiedad. Lo que pasearon las feministas el 1 de mayo de 2014 por Sevilla no fue una vagina, como afirma la mayoría de los medios de comunicación y algunos legajos judiciales, sino una vulva. O sea, un coño.

Dicho está.

Se ha reabierto la causa contra ellas, que en su día fue archivada al reconocer su carácter festivo y reivindicativo. Se les juzga ahora por “escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”, lo que la jueza considera delito de ofensas contra los sentimientos religiosos.

Vamos con las ofensas.

1. A mí me ofende el dogma de la virginidad de la Virgen María. No ya por pertenecer al ámbito de la ilusión, sino porque como tal, construye un mito cuya única base es denigrar a la mujer. A la mujer como ser que sangra, que copula, y que fruto de esa cópula, preña y pare. La simple idea de la virginidad como estado al que aspirar, como modelo, castiga a toda aquella que no sea virgen. Pero es que, además, el simple hecho de inventar un modelo según el cual se puede parir sin coyunda, por obra y gracia de una paloma, o sea, permaneciendo virgen, está en la base del castigo a la sexualidad femenina y a su derecho a gozar. O sea, en la base del machismo.

2. Hablando de machismo, a mí me ofende que la Administración Pública destine alrededor de diez mil millones de euros anuales a una organización –sea privada, pública o mediopensionista– cuyo trato y consideración de la mujer son denigrantes y cuyos escritos y dogmas se basan en el castigo a la hembra –ya desde Eva y su manzana– y en cuya jerarquía se veta la presencia femenina. Cierto es que se trata de un grupo humano al que se accede de forma voluntaria, pero dado su machismo manifiesto, no creo que haya una sola entidad en este país que, con la mitad de sus principios, reciba ayuda pública.

3. Me ofende su constante agresión al principio de igualdad, así como la discriminación de numerosos colectivos que nuestra sociedad defiende y ampara. De la misma forma, considero ofensivo que reciba subvención pública esta organización que aparta cualquier tipo de conducta sexual distinta de la que sucede entre un hombre y una mujer unidos por el matrimonio.

4. Me ofende la agresión contra la inteligencia que suponen todos y cada uno de sus dogmas de fe. Y por ello me ofende la simple posibilidad de destinar fondos públicos a centros educativos donde se imparten dichas supercherías, contrarias a cualquier principio científico e incluso al mínimo sentido común.

5. Me ofende su construcción sobre el odio al que es distinto, así como que no se considere y juzgue por delito de odio todas y cada una de las manifestaciones de sus jerarcas contra aspectos sobre todo relacionados con la sexualidad. Ni su continúa agresión a la convivencia pacífica entre ciudadanos diversos.

6. Me ofende, en fin, su cimentación de las desigualdades a través de la idea de obediencia y sacrificio, las cuales llaman al silencio a los desfavorecidos y al respeto hacia los poderosos. Por no nombrar sus colaboraciones jamás juzgadas en regímenes fascistas del horror y dictaduras.

Y vamos con la Ley.

Como no comprendo el hecho de que se pueda ofender los sentimientos religiosos de alguien y no mis sentimientos –llamémosles de sentido común o contrarios a la razón–, he decidido escribir al juez Joaquim Bosch, miembro de Jueces para la Democracia y hombre de recto criterio.

Me señala Bosch el Artículo 525 del Código Penal. Reza lo siguiente:

1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

En principio, hay quien defiende que se pena igual la ofensa contra los sentimientos religiosos que aquella contra quienes no profesan creencia alguna. No es así.

Afirma el magistrado: “A la hora de analizar los dos apartados, observo una diferencia importante. En el segundo no se castiga a quienes hagan escarnio de las creencias laicas o ateas; solo se castiga vejar a ‘quienes no profesan religión o creencia alguna’. En el primer caso se castigan ambas cosas, la burla de los dogmas y de las personas. Eso significa un mayor grado de protección de los sentimientos religiosos. Es decir, se puede uno burlar de la creencia de no tener fe en ningún Dios, pero no se puede hacer escarnio de un dogma de fe religioso”.

Ojo a esto, pues: en el juicio a las mujeres del coño insumiso, más allá de un ejercicio de mojigatería, machismo e ignorancia, existe un claro punto de discriminación, que viene directamente de la redacción del Código Penal español. Se les enjuicia por “escarnio al dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”. O sea, no por escarnio a las personas, sino “al dogma”, algo que sería imposible en el caso de ofensas en sentido contrario.

En fin.

Dicho todo lo anterior, este juicio es posible porque existe un nutrido grupo de la población que venera a la Virgen María, y de ahí lo del escarnio y la virginidad. Podríamos considerar que hay un grupo aún mayor de la misma población que venera el coño –entre los cuales me cuento–, y tiene el mismo derecho a sacarlo en procesión. 

A %d blogueros les gusta esto: